Cultivo de marihuana: El estimulante de raíces

Conseguir que tus plantas de marihuana tengan unas raíces abundantes y fuertes es una de las claves para tener un cultivo sano y una cosecha generosa. La marihuana es de raíces “vagas” y necesitan un sustrato muy aireado y un régimen de riego adecuado para extenderse con facilidad.

Afortunadamente hoy en día tenemos fantásticos estimulantes radiculares. Son productos, normalmente en formato líquido, que como su propio nombre indica estimulan las raíces para que crezcan más rápido y en mayor cantidad.

Generalmente utilizamos el estimulante de raíces durante la primera fase de la planta, añadiéndolo al agua en los primeros riegos. La cantidad de riegos y la dosis dependerá de la marca de estimulante que usemos y empezaremos a utilizarlo cuando las plantas broten (tienen que tener raíces) o transplantemos los esquejes ya enraizados.

Algunos de los estimulantes que hemos utilizado y te recomendamos son: Hesi Complejo Radicular, Canna Rhizotonic o Rootfast de Atami.

tierramadre.es