Cultivo de marihuana: ¿Cuando cosechar la marihuana?

Teníamos pensado hablar de la cosecha más adelante, en Septiembre, cuando “normalmente” se cortan las plantas de marihuana en exterior, pero ya hay muchos cultivadores que ahora mismo están recogiendo, los que han plantado variedades autoflorecientes.

En verdad, la cosa se ha liado de tal forma que así como hace unos años, en esta época, todos estábamos empezando la floración ahora hay algunos que están recogiendo, otros que tienen unas en crecimiento y las auto en floración y otros ya no se aclaran ni ellos de en qué fase tienen las plantas.

¿Cómo saber cuándo has de cosechar la marihuana? Para empezar, cada variedad tiene una fecha aproximada de cosecha y esta información nos la da el banco que produce las semillas pero es éso, aproximada. Cada planta, incluso siendo de la misma variedad, puede estar “a punto” con días de diferencia. Lo mejor es observar  y tener paciencia.

Cuando la floración llega a su fase final la producción de nuevas flores se detiene y los estigmas (pelitos blancos) se van marchitando tornándose de color marrón o naranja. Cuando la mayoria de los estigmas ya están de color marrón, sobre un 80%,  suele acercarse el momento de la cosecha.

Pero… ¿Cuando está exactamente en su punto?. La única manera de saber el momento exacto es observando los tricomas con un microscopio, a ser posible con un mínimo de 50 aumentos.

Los tricomas son las glándulas que contienen  la resina, que es a su vez, la responsable de los efectos que nos provoca el cannabis. Pues bien, depende de en que punto estén los tricomas cuando cosechemos la planta estos efectos variarán considerablemente.

El tricoma observado a microscopio es como un chupa-chups, la cabeza del tricoma es completamente transparente cuando está inmaduro, pasa a color blanco lechoso cuando está maduro y se pone de color ámbar cuando se oxida.

El momento óptimo para cosechar la planta será cuando la gran mayoria de tricomas estén de color blanco lechoso y veamos alguno de color ámbar. Esto es indicativo de que la formación de THC ya se ha detenido y empieza su oxidación. Es el momento en el que la marihuana alcanza su máxima potencia.

Pero esto no es una ciencia exacta porque luego van a entrar en juego los gustos personales de cada uno. Por ejemplo, si queremos que la marihuana sea más activa podemos cosechar un poco antes, cuando los tricomas empiecen a ponerse blanquecinos. Ésto puede que nos haga perder algo de peso, sabor y aroma pero la hierba será, por así decirlo, más triposa.

Si por el contrario queremos hierba más relajante o narcótica podríamos dejar madurar un poco más la planta, así se oxidará más THC transformandose parte de él en CBD y CBN. Cuando el nivel de estos dos cannabinoides aumenta el efecto es mucho más pesado y físico.

Pero no olvides que manda la genética. Si plantas una Sativa pura es casi imposible que consigas que apalanque y dificilmente conseguirás que una Índica pura tenga efecto psicodélico.

Nuestra recomendación es que el tipo de efecto lo busques en la variedad que cultives, es decir, si quieres hierba para relajarte cultiva una Índica y si buscas lo contrario, pues cultiva una sativa e intenta recoger cada planta en su punto exacto de maduración, esto hará que exprese  su máximo potencial dándonos lo mejor de sus propiedades naturales.

Espero que os sirva de ayuda y recordad lo que dijo un dia algún gran cultivador: “Cuando estés completamente  seguro de que ya es hora de recoger espera unos dias más”. ¡Que le pegais tijeretazo a la que veis cuatro pelos!

Salud.

www.tierramadre.es

El blog se va de vacaciones. Cerramos los comentarios hasta el 1 de agosto. Hasta la vuelta!

Copy Protected by Chetans WP-Copyprotect.